De la formación presencial a la distancia: esforzarse o morir

Hoy me he despertado con el clásico popular formativo “no entiendo nada” y con su aliado “nadie entiende nada”. En los ciclos formativos, suelen venir algunos/as alumnos/as, con muchos derechos y pocos deberes. Un error de bulto, muy común últimamente, suele ser no comentar con el profesor del módulo cualquier cuestión relacionada con la organización de los contenidos. Directamente nos enteramos por terceros: la directiva, el tutor/a o el sursuncorda. Pero no es algo de ahora post-Covid, viene de antes como comentamos en todas las sesiones de evaluación y eso es algo en lo que tenéis que pensar como alumnos/as.

Otra cuestión que ya llega a ser insondable, bajo mi punto de vista, es el “no entiendo nada”. Yo me pregunto de qué ¿del origen del universo? ¿de la existencia del eslabón perdido? ¿de cuándo acabará este confinamiento?

Si además le añadimos que todos los alumnos se encuentran en un multitudinario grupo de WhatsApp, aquello pasa de “yo no entiendo nada” a “ninguno entiende nada. De esta forma la culpa ya no es mía por no haberme esforzado, es que nos pasa a todos. El resto se une a la fiesta porque en aguas revueltas beneficio de pescadores, veamos si hacen un aprobado general.

Solo os digo una cosa para que podamos entendernos, para estar en posición de preguntar y cuestionar es necesario generar dudas. En la clase presencial surgen de forma espontánea, con el desarrollo habitual de la explicación. Pero a distancia, como es el caso, debe partir de vuestra iniciativa.

Os explico, vosotros en vuestra casa tenéis que abrir el libro (eso que tiene tapas)  o la plataforma en su caso. Después de soplar el polvo de las solapas, deberéis estudiar el manual y luego hacer las actividades que se os piden, porque no os va a llegar el conocimiento por ciencia infusa os lo aseguro. Si además hay vídeos en la plataforma, no estaría mal que se visualizaran. Seguro que el vídeo del féretro custodiado por peculiares bailarines con música techno de fondo lo habréis visto 80 veces. Una vez he estudiado por mi cuenta o realizado la actividad, si no entiendo algo lo pregunto por el foro que para eso está. Mirad se hace así:

Jorge, de la actividad 18 de la unidad 11 no entiendo porque esta cuenta  se anota en el debe y no en el haber, o lo que sea pero “una persona concreta pregunta algo concreto”.

Como se lo que os interesa porque son muchos años de experiencia. Estad tranquilos que este año el recorte de contenidos está refrendado. Os explico la posición de la Conselleria:

Se podría resumir: partiendo de la base de que no se pueden desarrollar los mismos aspectos del currículo que si de un periodo de clase presencial se tratara, Las tareas que marque el profesorado servirán para reforzar y consolidar los aprendizajes realizados en los dos primeros trimestres del curso”.

Como comenzamos con la introducción a la contabilidad antes del Covid, mi propósito no es que sepáis realizarla de forma completa, no puedo avanzar contenidos legalmente. Lo mismo les sucede a mis compañeros. Pero al menos los principios básicos como son contabilizar una compraventa y similares deben trabajarse, reiteradamente. Así cuando lleguéis al segundo curso, mi compañera no se enterará por la directiva, el tutor/a o el sursuncorda de que “nadie entiende nada” de lo más básico. No aspiro a más, soy realista.

Por cierto, nosotros los profesores/as también tenemos grupo de WhatsApp.

Deja un comentario